El casamiento de mi amiga

Suena el teléfono y cuando atiendes es tu mejor amiga. Alborotada entre risas y llanto te cuenta que su novio finalmente le ha propuesto casamiento. En tres meses tu amiga del alma será una mujer casada.

Al recibir la noticia, el primer impulso es felicitar a tu compañera de aventuras y le dices que estás casi tan feliz como ella. Sin embargo, cuando cuelgas el teléfono te das cuenta de tus verdaderos sentimientos y te quedas largo rato reflexionando.

Una extraña confusión y nostalgia te embarga. La razón es muy clara: temes a los cambios que la relación podría tener a partir de ese momento.

Una vez que logras poner claros tus pensamientos y emociones verás que esta nueva situación no terminará con la amistad entre ambas. Si ves que aun persiste cierta resistencia, lo mejor es conversar con otras personas que hayan pasado por la misma situación. Todos tienen, en algún momento de la vida, un amigo o amiga que se ha casado antes que ellos.

Cualquier mujer puede atravesar una coyuntura similar. También a los hombres les pasa. La clave reside en aceptar el camino que tu amiga está eligiendo. No tiene sentido que te enojes con la situación, ni mucho menos que te sientas desplazada!

Es una oportunidad para fortalecer la amistad y para encararla de una forma más madura. Es una nueva etapa, un nuevo modo en el que se recrea la relación, donde habrá gratificaciones y nuevos desafíos.

Anuncios

Un pensamiento en “El casamiento de mi amiga

  1. Pingback: Tu hijo/a invitó a amigos para jugar en casa | Consejos de Helena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s