Archivos

Educar a los niños en el manejo del dinero

Educar a los niños en el manejo del dinero no solo les enseña a ahorrar, sino también a darle un valor diferente a las cosas que obtienen.

Si le das todo lo que piden jamás aprenderán sobre el valor de lograr un objetivo con algo de esfuerzo. El insistir y ponerse a llorar hasta lograr lo que quieren no es el mejor camino. Asumir desde temprana edad la responsabilidad de administrar una pequeña cantidad de dinero por semana, hará que aprenda a ahorrar y a estimar mucho más todo aquello que pueda comprar.

Tienen que aprender que el dinero no es un bien ilimitado. Un modo es darles a elegir entre dos cosas que ellos quieran tener, argumentando que puedes gastar en uno o en el otro, no en ambos.

Si le das una mensualidad, y después les compras todo lo que quieren, no sirve para nada. No aprenden a administrar. El concepto esencial de la economía es que todos los bienes son escasos. Tomando conciencia de ese límite, se puede manejar mejor.

Para un niño, el límite es una determinada cantidad de dinero por semana. Si quiere comprar algún juguete, tendrá que ahorrar para conseguirlo, y si lo hace, seguro no lo va a tirar o romper a los dos minutos porque invirtió algunas semanas sin gastar para obtenerlo.

Bulimia y la anorexia con inicio en la adultez

Si bien en la mayoría de los casos en que la bulimia y la anorexia existente en mujeres adultas corresponde a cuadros iniciados en la adolescencia, hay un porcentaje cuyo inicio es en la adultez.

Muchas veces está relacionado con crisis vitales como un divorcio, donde la mujer inconscientemente quiere volver a ser adolescente, intentando tener la figura de entonces. El crecimiento y la independencia de los hijos, o la pérdida de un ser querido pueden desatar la enfermedad en una mujer madura.

Otra causa de la bulimia y anorexia en edad adulta puede ser por enfermedades crónicas no mortales y metabólicas, como problemas con el páncreas y la tiroides, que podrían desencadenar un riesgo de vida.

Las afectadas suelen ser mujeres que viven haciendo dieta y se hacen obsesivas por los ejercicios excesivos, sin darse cuenta de los riesgos de una delgadez extrema.

Otra de las razones por la que la enfermedad aparece en mujeres adultas está asociada a la exigencia que sienten las mujeres por estar a la altura de lo que se espera de ellas: buenas madres, eficientes amas de casa, exitosas en su trabajo o profesión y sobre todo, buena presencia.

A diferencia de las adolescentes, las mujeres adultas que padecen bulimia y/o anorexia asumen su propia recuperación y no son llevadas al médico por sus familiares. El tratamiento tiene mejores resultados cuando se elige un profesional que atienda el padecimiento interno, para trabajar con las causas de la enfermedad y no sobre las consecuencias.

Fuente: diario Clarín

Los chismes en el ámbito laboral

Los chismes en el ámbito laboral pueden ser más arteros que los de los adolescentes en la escuela. El tema de los chismes es de prolongado debate teórico entre antropólogos y sociólogos.

Un sector del debate, la escuela funcionalista, considera al chisme como una herramienta útil para imponer reglas de convivencia y preservar la solidaridad colectiva. La otra escuela ve al chisme como un comportamiento hostil llevado a cabo por individuos que solo buscan promover sus propios intereses.

Varios estudios han demostrado que, una vez que alguien hace un comentario negativo sobre una persona ausente, la conversación se vuelve más agresiva, a menos de que alguien defienda al objeto de las críticas.

El chisme en el trabajo tiende a ser abrumadoramente negativo. A veces, en lugar de expresar críticas directas, se formulan comentarios sarcásticos velados. Otra táctica indirecta es clasificar con elogios a la persona que precedió en el puesto de trabajo a la persona que se quiere criticar.

Si te encuentras en la situación de escuchar una crítica de un colega, la mejor manera de frenar una cascada de mala onda es hacer preventivamente un comentario positivo sobre esa persona; y cuando las cosas se ponen feas y los chismes llegan a niveles agresivos, siempre queda una buena salida: “ Qué tal si nos ponemos a trabajar?”

El maltrato verbal al que están expuestos los niños

El maltrato al que están expuestas algunas mujeres, lamentablemente no es una novedad, y seguimos abogando para que ya no suceda. Cuando se habla de maltrato, por lo general pensamos en golpes de puño, pero existe un maltrato tanto o más poderoso y humillante, que es el maltrato verbal, sin que por ello estemos hablando solo de los insultos.

También es cierto que por lo general, cuando hablamos de maltrato, pensamos en la violencia que ejerce el varón sobre la mujer, y en una menor proporción, en sentido inverso.

Todo esto es cierto, es terrible y no tiene ningún tipo de justificativo. Ahora bien, prestamos atención al maltrato verbal que reciben los niños a diario?

Recibí un mail, que pretende ser gracioso, y de hecho, reconozco haber esbozado una sonrisa, pero al mismo tiempo me ha hecho pensar en las veces que hemos escuchado estas cosas cuando éramos niñas, e incluso, siendo madres, alguna que otra hemos dicho, sin ser plenamente consientes de sus consecuencias.

Transcribo algunas de ellas con la sola intención de que podamos reflexionar.

Todo lo que siempre necesité saber, lo aprendí de mi Madre:

-Mi madre me enseñó a APRECIAR UN TRABAJO BIEN HECHO:
“Si se van a matar, háganlo afuera. Acabo de terminar de limpiar!”

-Mi madre me enseñó RELIGIÓN:
“Reza para que esta mancha salga de la alfombra.”

-Mi madre me enseñó RAZONAMIENTO:
“Porque yo lo digo, por eso… y punto!!!!”

-Mi madre me enseñó IRONÍA:
“Tú sigue llorando, y vas a ver como te doy una buena razón para que llores de verdad.”

-Mi madre me enseñó técnicas de ODONTOLOGÍA:
“Me vuelves a contestar y te estampo los dientes contra la pared!!!”

-Mi madre me enseñó BIOLOGÍA:
“¡Tienes menos cerebro que un mosquito!”

-Mi madre me enseñó RECTITUD:
“Te voy a enderezar de un tortazo!!!”

Frases negativas en relación al dinero

Si prestamos atención a nuestro alrededor, y a nuestras propias palabras y pensamientos, notaremos la cantidad de frases negativas que se vierten en relación al dinero.

“Esta crisis me está hundiendo”, “qué caro está todo!”, “los impuestos están cada vez más altos”, “ya no me rinde el dinero de la misma forma”, “aquel tiene dinero porque es un ladrón”, y una larga, interminable y negativa lista en la que asociamos al dinero con escasez o maldad.

Existe una ley en Metafísica que es la Ley de Atracción, que dice que atraes todo aquello en lo que crees. De esta manera, cada vez que imprimes con tus sentimientos un pensamiento negativo relacionado con el dinero, no haces otra cosa que limitar su llegada, o hacer que se esfume en cuanto llega a ti.

Dejar de lado una costumbre tan arraigada no es tarea fácil, pero tampoco imposible. No hagas caso de lo que te digo, simplemente intenta algunas cosas, como bendecir el dinero cada vez que pagues una factura, y del mismo modo, cuando recibes un pago.

Trata de tener dinero a la vista, en tu casa. Deja dinero en la mesa de noche, para que cuando despiertes, lo veas allí. Empieza a pensar en tu abundancia de dinero! Aunque al principio solo sea de manera imaginativa.

Si sientes resentimiento por el dinero, cámbiale el nombre. Llámalo energía, rayo de sol, magia material, o lo que se te ocurra.

Recuerda momentos en los que tuviste abundancia material, y si nunca la tuviste, comienza a crearla en tu mente.

Cuando la Vida nos ubica en caminos difíciles

A veces la Vida nos ubica en caminos que no tienen retorno y son difíciles de transitar. Una despedida, una enfermedad, un cambio en las cosas que creíamos inamovibles o estables.

El vacío parece ocupar todo el corazón, la mente divaga sin rumbo, volviendo al mismo tema una y otra vez. El dolor y la preocupación se instalan oscureciendo el presente y ennegreciendo el futuro, y esta percepción parece que no se va a ir nunca.

La Vida parece detenerse, nos paralizamos y nos sentimos impotentes.

Aunque nos cueste un gran esfuerzo, la única manera de volver a imprimir movimiento en nuestras vidas es la aceptación, que no significa bajar los brazos, resignadas. Es simplemente conectarnos con nuestro ser, reconociéndonos y darnos permiso para prepararnos para el cambio.

Recuperarse es darse el tiempo necesario para sanar la herida. El olvido no nos devuelve la vida. Las cosas realmente importantes no se olvidan y nos acompañan el resto de nuestra vida; sí se trata de comprender profundamente el significado que guarda cada experiencia.

Ayudan las actividades y la compañía que estimule nuestra confianza, que nos brinda serenidad y la posibilidad de ver las cosas desde otra perspectiva.

Si permitimos esto, una luz se enciende en medio de la oscuridad. Si conscientemente aceptamos la opción de estar atentos para ver las señales, el viaje personal puede continuar en paz.

Recuperar la alegría de vivir y el ánimo

En las temporadas invernales, es muy común sentirse cansada y agobiada por todo, debido a la falta de luz solar y el intenso frío, además de los virus que andan dando vueltas por todas partes, causando estragos en el frágil sistema inmunológico.

La depresión estacional, según coinciden todos los especialistas, afecta a un 5% de la población, y se debe a la oscuridad que desajusta el reloj biológico, haciéndonos sentir un bajón difícil de superar, aunque no imposible.

Para volver a recuperar la alegría de vivir y sentirse con ánimos, hay que instalar de inmediato más luz en nuestra habitación, en la oficina y casa completa.

Otro tip para superar estas molestias pasajeras que comienzan en otoño, es ingerir más calorías y fortalecer las porciones agregando mas frutas frescas y pescados, además de hortalizas a las comidas. Aunque suene un poco raro tener que engordar para sentirte bien, en invierno, hacen falta más calorías para sortear de mejor forma el frio y mantener el organismo funcionando al máximo.

Algunos de los alimentos clave que recomiendan los expertos son la piña, el apio, la coliflor, las nueces, las espinacas, la avena y la soja.

Acudir dos veces al mes a un masajista te ayudará también a equilibrar las energías y subir el ánimo con el que enfrentas cada día. No importa el tipo de masaje que apliques, ya que todos resultaran beneficiosos para la circulación sanguínea y equilibrar las energías.

Otro punto importante para superar la depresión estacional, es proteger la salud, para eso debes procurar fortalecer el sistema inmune, consumiendo infusiones o tabletas de ginseng, jalea real y probando con los aceites esenciales que suben el ánimo, por ejemplo, aquellos con aroma a naranja, limón, zanahoria y toronjil.

Finalmente, caminar y hacer unos 20 minutos de ejercicios al día será suficiente para mantenerte con un alto nivel de serotoninas, relajada y contenta durante las estaciones más duras del año.