Archivos

Mis productos naturales imprescindibles

Debemos de tener un botiquín en casa con productos naturales imprescindibles para en un momento dado cuidarnos y podramos recurrir a él cuando tengamos problemas por efectos del sol, por auxilio en una piel cansada,… Estos productos son los siguientes:

– Vitamina E; Esta vitamina es un elemento importante para aplicar en la piel, ya que previene las arrugas y elimina irritaciones cutáneas.

Para mantener la piel elástica y joven se adquiere una ampolla o cápsula y aplicarla en la piel directamente. Se puede también añadir en cremas de noche y se pueden realizar mascarillas combinando una cápsula de esta vitamina con germen de trigo.

Esta vitamina se encuentra en las yemas de los huevos, cereales integrales, mantequilla, semillas y aceites de girasol y de germen de maíz.

– Levadura de cerveza; Es detergente, nutriente, reafirmante y alivia los transtornos de la piel, mucosas y uñas. Se aconseja su empleo en pieles grasas y acnéicas, pudiendo realizar con ella mascarillas. Se puede tomar internamente para mantener el cutis limpio, se puede añadir en ensaladas y en cereales.

– Aceite de rosa mosqueta; Entre sus componentes contiene ácido transretinoico que ayuda a atenuar las arrugas y elimina las manchas de la piel producidas por el embarazo, el sol, la vejez… Se usa ungüentos de rosa mosqueta para cicatrizar heridas post-operatorias.

– Germen de trigo; Contiene ácido linoleico y linolénico que permite el crecimiento y mantenimiento de la piel. Se utiliza en mascarillas nutritivas y en afecciones cutáneas como estrías, dermatitis, piel muy seca y úlceras cutáneas.

– Lecitina de soja; Permite la utilización de vitaminas A, E y B en el organismo. Aporta fósforo y ayuda a fijar en calcio en los huesos.

Se debe añadir una cucharadita de lecitina de soja en las cremas, ya que así incrementa su eficacia.

Anuncios

Claves para el cuidado de la piel del rostro

Una de las claves para el cuidado de la piel del rostro es cumplir a conciencia con una rutina básica y hacerlo correctamente. Uno de los errores más frecuentes es la mala elección del producto o su inadecuada aplicación.

Muchas veces compramos una crema más por su envase que por su contenido. El desmaquillante se debe aplicar con un algodón y movimientos circulares de abajo hacia arriba y de adentro hacia fuera. Previamente es necesario retirar los maquillajes tanto de los ojos como de la boca.

Luego llega el momento del tónico, que vamos a elegirlo de acuerdo al tipo de piel, y lo aplicaremos con un algodón embebido y dando pequeños golpeteos.

Por último se aplica la crema, colocándola en puntos estratégicos: frente, mejillas y mentón, esparciendo el producto con movimientos de tecleo. Si se usa crema para párpados, ésta se emplea en primer lugar.

Los masajes faciales también son importantes para el cuidado del cutis. Por un lado suavizan, mantienen o devuelven la elasticidad y tonicidad de la piel, y por el otro, activan la circulación, favoreciendo el intercambio de oxígeno y alimentos para mejorar la actividad de las células y eliminar toxinas.

El masaje resulta más beneficioso si es realizado por otra persona, ya que permite trabajar también el cuello y el tercio superior del tronco, proporcionando además una mayor relajación.

Para ver un tutorial completo recomiendo esta limpieza de cutis donde se  ven videos, consejos y rutinas para un buen cuidado facial

El tiempo pasó en un abrir y cerrar de ojos

Cuando una menos se lo espera llega fin de año y tenemos la sensación de que el tiempo pasó en un abrir y cerrar de ojos. Todos los días tienen 24 horas y los años 365 días pero, la sensación de que el tiempo pasa más rápido que hace unas décadas atrás es generalizado.

Según algunas teorías, el tiempo y el espacio no son objetivos, sino fenómenos subjetivos. Por eso vemos que las escaleras de la escuela donde asistíamos de niñas no son tan grandes, ni la plaza… todos los lugares de la infancia parecen haberse reducido a la mitad. La memoria representa de manera diferente la realidad.

Otra teoría asegura que la sensación de velocidad tiene relación con los estímulos de la cultura. Cuando se inventó la imprenta, el conocimiento del hombre estaba contenido en 200 libros, algo que podría leer una persona, a lo largo de su vida. Hoy hay más libros editados y material informativo en Internet de lo que el más amante de la lectura podría llegar a leer jamás.

Hoy cualquier persona promedio lee, escucha música, va al cine, navega por Internet, ve televisión, viaja, trabaja, va al gimnasio, tiene vida social, forma una familia y todavía tiene tiempo para el sueño y el ocio. El día sigue teniendo la misma cantidad de horas y el año los mismos 365 días, pero corremos detrás del reloj que marca las horas que parecen nunca ser suficientes.

Otra teoría asegura que la percepción de que todo se acelera no es una ilusión. Se basa en la Resonancia Shuman, un físico que constató en 1952 que la Tierra está rodeada de un campo electromagnético poderoso que se forma entre el suelo y la parte inferior de la ionosfera, situada a 100 Km. por encima de nosotros.

Según uno de los fundadores de la Teología de la Liberación, ese campo electromagnético posee una resonancia más o menos constante de 7,86 pulsaciones por segundo, y funciona como un marcapasos, equilibrando las formas de vida. Los vertebrados y el cerebro humano tienen la misma resonancia: 7,86 hercios y no somos saludables fuera de esa frecuencia biológica natural.

A partir de 1980 y de manera más acentuada a partir de los años 90 la frecuencia planetaria se elevó de 7,86 a 11 y 13 hercios. Coincidentemente, se profundizaron los desequilibrios ecológicos, el clima, las tensiones, conflictos y violencia entre los humanos.

De acuerdo a esta teoría, debido a la aceleración general, la jornada de 24 horas se habría convertido en una de solo 16.

Cómo encarar la vuelta de las vacaciones?

El mes de septiembre para la mayoría de la población es un mes desagradable, ya que es el mes en el cual todo vuelve a su rutina diaria, la vida sigue y tu con ella esperando las próximas vacaciones.

En septiembre nos encontramos con la vuelta post-vacacional y por lo tanto con seguir la vida diaria. Y ya no sólo estamos más tristes porque lo bueno se acaba, esos días tan placenteros en los cuales no haces nada y te dedicas sólo a tí y a tus hijos si no porque tienes mil asuntos pendientes en la cabeza ya sean de trabajo, casa, familia….

Cuando volvemos nos encontramos con la vuelta al cole de nuestros hijos, el cual es un gran gasto, que sumándolo al gasto de las vacaciones has empleado la extra de junio para esos dos asuntos. Así que vuelves y te encuentras con muchos puntos pendientes como son los libros de tus hijos que compaginándolo con tu trabajo es una mala combinación, ya que sales de tu trabajo corriendo para dedicarte a tus niños y lo que necesitan para poder volver al colegio.

Aparte al volver de las vacaciones la casa está para meterte en una gran limpieza de ella, por lo que tienes que pasar el fin de semana limpiando la casa, por lo que no nos queda apenas tiempo para nosotras mismas.

La vuelta de vacaciones es muy dura sobretodo para las madres, ya que tienes que dedicarte a muchas cosas al mismo tiempo, lo mejor es llevarlo con paciencia y positividad ya que en caso contrario se puede llegar a angustiar hasta el punto de llegar a un estrés o incluso depresión post-vacacional.